Languages:
ruheesen

Un nuevo estudio revela que las películas de invernadero que transmiten radiación selectiva UV-B hacen que las plantas produzcan sustancias beneficiosas para la salud de los seres humanos

El resultado es que la cubierta protectora ayuda a conseguir unos cultivos más nutritivos y de mayor calidad.

En una investigación revolucionaria en el ámbito de la interacción entre las plantas y la luz, realizada por el Prof. Pasquale Mormile, se ha mostrado una conexión entre la radiación UV-B y un aumento en la producción de metabolitos secundarios en las plantas. Estos resultados son especialmente alentadores, ya que la posibilidad de ofrecer productos agrícolas con un alto contenido de elementos nutricionales es una atractiva propuesta comercial.

Este estudio ha revelado que unas cantidades adecuadas de radiación UV-B, garantizadas por películas de plástico para invernadero de nueva generación con propiedades ópticas especializadas hacen que las plantas produzcan unas mayores cantidades de diferentes elementos nutricionales, tales como polifenoles, licopeno, carotenoide, flavonoide y β-caroteno. Estas sustancias son muy beneficiosas para la salud de los seres humanos, ya que los elementos antioxidantes son útiles contra las enfermedades cardiovasculares y contra ciertos tipos de cáncer.

La película para invernadero SunSaver de Ginegar absorbe parte de la radiación del sol mientras transfiere otras partes de la radiación al invernadero y la refleja en su interior (véase la Ilustración 1). La cubierta protectora garantiza la calidad y la cantidad de los cultivos.

Diferentes estudios recientes muestran que la película plástica de nueva generación puede mantener unos niveles adecuados de radiación UV-B dentro del invernadero (véase Ilustración 2), asegurando así el contenido de metabolitos secundarios, que ayudan a las plantas a defenderse cuando son atacadas por patógenos.

El estudio realizado por el Prof. Mormile comparó tres películas para invernaderos de tres fabricantes diferentes. Los campos cubiertos con el SunSaver de Ginegar produjeron el doble de antocianinas (µg) en los cultivos de tomate (véase Ilustración 3). 

Al comparar cultivos con UV-B con cultivos sin UV-B, puede verse que los cultivos de rúcula que crecen en campos con UV-B generan un 100% más de polifenoles. Además, se mostró que la rúcula cultivada bajo SunSaver tiene un contenido considerablemente mayor de los siguientes compuestos:  

  • Quercetina-3-O-(feruloil) sophorosido 7-O-glucósido (aumento del 47%)
  • Isorhamnetina-3-gentiobiosa (aumento de más del doble)
  • Luteolina-7-O-glucósido (¡aumento de ~X30!)
  • Quercetina-3-O-galactosida (aumento del 112%)
  • Quercetina-3-O-glucósido (aumento del 110%)

La importancia de estos descubrimientos no deja lugar a dudas. La nueva agricultura cada vez está más centrada en la salud humana. Una mayor calidad de los productos agrícolas para una nutrición más saludable y una posible reducción del consumo de pastillas y suplementos alimenticios, manteniendo al mismo tiempo una buena salud. Basta con echar un vistazo a los cálculos de luteolina y quercetina presentados por el profesor en el consejo nacional de investigación de Italia para ver claramente este potencial (véase Ilustración 4).

El uso de una película funcional para invernadero posibilita una gestión adecuada de la radiación UV-B, creando así las condiciones ideales para los cultivos y para producir unos alimentos ricos en elementos nutracéuticos, muy beneficioso para la salud humana. 

El Prof. Mormile es un investigador jefe en el Instituto de Ciencias Aplicadas y Sistemas Inteligentes del CNR y consultor técnico de la unidad de I+D de PolyEur srl, Italia, así como un miembro de ICFAT: Comités Internacionales de Tecnologías de la Alimentación y la Agricultura.

Los resultados de los estudios anteriores y una descripción detallada de las nuevas películas para invernadero con ventana abierta para la radiación UV-B fueron publicados en la revista Soil Degradable Bioplastics for a Sustainable Modern Agriculture (Bioplásticos Degradables para una Agricultura Moderna y Sostenible) de febrero de 2017, pp. 1-21. Esta publicación forma parte de las series de libros Green Chemistry and Sustainable Technology (Química Verde y Tecnología Sostenible) (GCST) de Springer.

made in israel
Secured By miniOrange